¡Contacta conmigo!

¡Contacta conmigo!

Si tienes alguna duda o algún comentario privado, puedes contactar conmigo a través de mi correo electrónico (alexdoblasmunoz@gmail.com) o de mi cuenta de Facebook (Alex Doblas Muñoz).

domingo, 30 de noviembre de 2014

Dolor particular


Dicen que a través de las palabras, el dolor se hace mas tangible. Que podemos mirarlo como a una criatura oscura; tanto mas ajena a nosotros, cuanto mas cerca la sentimos.” - Nach

Y es bien cierto, para quien no haya entendido las palabras finales de la canción, de la cual he citado este verso, se lo intento explicar yo (me ha costado unos minutos lograr entenderlo). Nos dice que el dolor se vuelve mayor, mas fuerte y perceptible, cuando nos hablan de algo que nos hace daño. Que podemos interpretarlo como algo que no nos gusta nada, y que si este dolor nos hace mucho mas daño, intentamos pensar que no es posible que nos ocurra tal asunto, para así desprendernos de él.

Cuando estamos deprimidos, cuando nada nos importa a parte de nuestro dolor, cuando no aceptamos buenas palabras, consuelos, ánimos, nos estamos hiriendo aún mas si cabe, nos hacemos sufrir todavía de mayor forma. Recordaría esta frase para este caso en concreto:

El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.” - Buda

Esto me lleva a una reflexión positiva, estoy de acuerdo con ella. Por mucho que nos pueda llegar a costar aguantar ciertos males, siempre tenemos que plantear el sufrimiento como algo opcional, no podemos dejar que el dolor nos lleve por el camino de la amargura, de lo contrario, nos estaremos hundiendo cada vez mas y mas. Lo mejor siempre es levantar la cabeza, intentar lucir brillo en la mirada y seguir adelante, la vida es muy corta como para vivir en el lado oscuro de ella. De todas maneras, con el tiempo el dolor se reblandece, se vuelve mas ameno y se acaba convirtiendo en algo con lo que se convive.

Por suerte no hablo desde la experiencia, pero durante mi vida he visto distintos tipos de dolor, tanto mas ajenos como mas cercanos a mí, pero todos ellos me han llevado a escribir estas palabras.


Si te ha gustado esta publicación, te doy las gracias por la visita y te invito a compartirla, tú ayudas a mantener vivo este blog. :)

Hoy os dejo la canción que me ha llevado a escribir esta entrada, con la que he citado la primera frase: Ni estabas ni estarás, de Nach. Un grande del rap español y que a mí me gusta mucho.


domingo, 23 de noviembre de 2014

Influencers

Cuando leemos un periódico, una revista o un blog; cuando vemos algún programa de televisión, sea el telediario, una tertulia o un poco de la famosa “telebasura”; cuando vamos al circo, al teatro, al cine; cuando vamos a comer o cenar a algún restaurante o bar; incluso cuando vamos en el coche por la carretera, están presentes.

¿Pero quiénes están presentes?, os estaréis preguntando... Estos son los denominados Influencers. Mayores o jóvenes, populares o nada reconocidos, sabios o ignorantes... todos nos pueden influenciar, des de un pequeño comentario en una red social hasta un anuncio en la televisión. Yo no lo considero nada malo o cosa por el estilo, sino algo necesario. La gente necesita sentirse identificada con algo, con alguien, de alguna manera, acorde con el resto del universo. Cuando leemos algo y vemos que pensamos exactamente igual, nos sentimos bien; cuando vemos un anuncio en la televisión y nos reímos o nos llegamos hasta a emocionar, es señal de que alguna relación nos identifica con él, sea por sentimientos, por recuerdos...
Los “influencers” lo que hacen es crear, con el propósito de que los demás se sientan, tal y como os he dicho, identificados. Al lograr llegar a la gente, consiguen que esta les siga, que piense igual que ellos, que compre sus productos, que lea sus escritos, que cante sus canciones, que lleve su misma ropa, que actúe de su misma forma. No es un propósito maligno, yo pienso que más bien al contrario, ya que logran que la gente no se sienta vacía, que no se sienta sola en ningún aspecto de su personalidad.


Todos nos dejamos llevar por ellos, en mayor o en menor forma, todos hemos sido, somos y seremos influenciados siempre por el mundo que nos rodea. Los hay que se exceden, como en todo, creo que un poco de personalidad es necesaria para poder crear tu propia influencia.

Aquí os dejo el vídeo que me ha inspirado para este escrito, que me ha INFLUENCIADO, por si lo queréis ver:



Y también la canción, que no falte: Animals, de Maroon 5.


domingo, 9 de noviembre de 2014

Religión inculcada

Algunos no se han percatado de ello, no le han dado importancia, lo han acatado igual que un perro adiestrado obedece a su amo, lo admiten e incorporan en sus vidas como algo normal, típico y austero.
Me alegra que hoy en día la cantidad de gente que sigue esa mentalidad sea menor, que piensen bien si creen en ello o no. Sí, hablo del catolicismo, religión “implantada” en este país por meras costumbres históricas. Pero aún que yo y mucha demás gente se considere no creyente, es así. Porque por ejemplo la Navidad, nuestra querida Navidad, apuesto a que hasta el más ateo en este país celebra ese día, siendo esta claramente uno de los días más destacados de la religión cristiana.

Nacemos y a los pocos meses ya hay una celebración donde nos mojan la cabeza con “agua bendita”, como símbolo de unión a la religión cristiana. Yo, aún que actualmente estoy en contra, he sido bautizado. No estoy diciendo que sea nada malo ni otra cosa por el estilo, pero, ¿acaso tenemos derecho a bautizar a un bebé, sin que este conozca ni pueda opinar sobre la religión? ¿podemos atentar contra su futura opinión religiosa? No creo, ya que existen más religiones por descubrir con las que este se podría sentir identificado en un futuro.
Por otra parte ya viene la comunión, que se realiza entre los 7 y los 12 años de edad, con esta ya te “unes más a la religión cristiana”. La mayoría de los niños la hacen por la fiesta y los regalos. Aquí se demuestra que tampoco debería de hacerse a no ser que este crea firmemente en lo que se va a comprometer. Por ejemplo, yo a los 8 años, siendo toda mi familia católica, decidí que no creía en nada de eso y que no debía hacer la comunión.


Al fin y al cabo, queda muy clara mi opinión. Afirmo que todo esto se debería realizar por creencias reales, no por meras costumbres. Me enfada que se inculque en las tradiciones y no que se pueda decidir por pensamiento propio.


La canción de hoy, la nueva de Melendi, un artista que me gusta mucho: Tocado y hundido.



lunes, 3 de noviembre de 2014

Unas palabras inspiradoras...

Hoy voy a cambiar un poquito... El caso es que navegando por Internet me he encontrado con un vídeo que me ha gustado mucho, me ha impactado y me ha hecho pensar. Pienso que merece la pena compartirlo con vosotros.

Dejo el vídeo de YouTube debajo del texto, pero os haré un breve resumen con mis palabras:

Trata sobre algo tan real como casi imposible. Nos habla sobre nuestro estilo de vida. Vivimos encerrados en la rutina. Estudiamos para poder trabajar en algo que normalmente no nos gusta ni nos inspira, en algo que no nos llena; raro sea el caso contrario. Nos dice que el trabajo va a ocupar una gran parte de nuestra vida, que ese tiempo no debe ser desperdiciado haciendo algo que no te motive. Que más vale una vida corta llena de los que nos gusta, a una vida larga y aburrida, sumida en la rutina y el trabajo.

Está muy bien, es muy optimista y plasma un pensamiento que yo respeto completamente. Es muy bonito decir que “hagas lo que realmente te gusta hasta que logres que te paguen por ello”, y posiblemente haya gente que lo ha conseguido. Pero la gran mayoría no lo logra, y para vivir dignamente, aun que no quiera, debe trabajar en algo que no le gusta, pero le permite comer y tener un techo bajo el que vivir. Y es que hay que verlo todo, es cierto que me encantaría vivir haciendo algo que me motive mucho, pero también es cierto que si las circunstancias no me lo permiten, deba optar por seguir el sistema, el que en el vídeo intentan que no se siga.


Esta es mi humilde opinión, creo que completamente realista. Aquí el vídeo, os aconsejo que lo miréis: